Mostrando los 125 resultados

Fertilizantes de crecimiento para marihuana
Los fertilizantes de crecimiento están especialmente formulados para alimentar el crecimiento vegetativo de la planta, es decir: la formación rápida y vigorosa de hojas, brotes y ramas laterales fuertes que serán el sustento de una floración sana y abundante.

Los abonos de crecimiento, también llamados “grow” (crecimiento en inglés) pueden tener distintas fórmulas según la filosofía del fabricante, pero la mayoría suelen tener un alto contenido de nitrógeno (N) principal elemento necesario para la formación de tallos y hojas; no tan alto de fósforo (P) que en este estadio es empleado sobre todo para la formación de raíces, aún menor de potasio (K) ya que en vegetativo no es el macro-nutriente más empleado por las plantas.
Un buen abono de crecimiento también tendrá una buena carga de micro-elementos tales como hierro, calcio y magnesio que son imprescindibles para mantener el verde exuberante en las hojas y en los nuevos brotes.
Los fertilizantes de crecimiento orgánicos suelen tener niveles de NPK no demasiado altos, pero son ricos en extractos húmicos y también en hormonas vegetales como las auxinas que estimulan el crecimiento de las plantas.
Los fertilizantes minerales suelen tener valores más altos de NPK y la mayoría son enriquecidos con ácidos húmicos y fúlvicos, que ayudan a mantener un entorno más natural en la tierra alimentada con sales minerales, e influyen y mejoran la captación de nutrientes por parte de la planta.
Cómo se usan los fertilizantes de crecimiento
Los fertilizantes de crecimiento para cultivo en tierra, empiezan a usarse entre la primera y la cuarta semana de crecimiento (dependiendo del grado de fertilización previa del sustrato y del tamaño de maceta) y se siguen añadiendo mientras la planta permanezca en vegetativo. Algunos fabricantes mantienen el abono de crecimiento sumado al de floración durante las primeras semanas de flor, pero la mayoría aconsejan dejar de usar el fertilizante “grow” y empezar con el fertilizante de floración o “bloom” cuando termina el crecimiento.
Los abonos de crecimiento son la alimentación base de las plantas madre, ya que éstas permanecen siempre en estado vegetativo, aunque es aconsejable alimentarlas de vez en cuando con una fórmula de floración ya que es frecuente que manifiesten carencias de fósforo al permanecer largos periodos en vegetativo.

Mostrando los 125 resultados